Usted esta en Home / Info General /

reducir tamaño de letra aumenar tamaño de letra

Aprobaron el protocolo para la vuelta a clases

03/07/2020 | Por medio de un encuentro virtual, el Consejo Federal de Educación aprobó de manera unánime los protocolos federales para la vuelta a clases presenciales



Protocolo

   PortalBA-. Encabezado por el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, y la presencia de ministros y ministras de Educación de las 24 jurisdicciones del país y demás integrantes del CFE, autoridades nacionales y representantes de sindicatos docentes, se aprobó de manera unánime el documento “Protocolo Marco y lineamientos federales para el retorno a clases presenciales en la educación obligatoria y terciaria”.

El mismo fija los lineamientos obligatorios marco y recomendaciones generales y le permitirá a cada provincia y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, elaborar planes progresivos y acorde a sus particularidades que garanticen un retorno seguro a los establecimientos en el momento en que la situación epidemiológica lo permita.

En el encuentro, Trotta sostuvo que “esta reunión es parte de la estrategia conjunta que venimos transitando para poder proyectar un regreso seguro a las aulas, priorizando siempre la salud de toda nuestra comunidad educativa. La realidad de la circulación del Covid.19 en el país es muy diversa, por eso sostenemos la importancia de la construcción de consensos ayudando a contener y derribar los lógicos temores que pueden tener nuestras familias, docentes y estudiantes”. 

A su vez, Trotta se refirió a los próximos pasos que se llevarán adelante: “Partimos de una base, como señala el DNU, relacionada a la situación de la circulación del virus; luego, la preparación de las escuelas, garantizar la seguridad e higiene. También tenemos la obligación de avanzar en las instancias de formación y capacitación del personal docente y no docente de cara a la vuelta a las escuelas, al mismo tiempo que prepararemos a nuestras y nuestros estudiantes y familias para la nueva normalidad de las aulas”.

Dicho protocolo establece un conjunto de pautas de trabajo que promueve un ordenamiento en las actividades inherentes al retorno a las clases presenciales, basadas en criterios sanitarios y salud y seguridad en el trabajo, así como de organización escolar y pedagógica. 

El documento constituye un piso mínimo de requerimientos para la apertura de instituciones educativas, a partir de los cuales cada jurisdicción podrá agregar criterios adicionales y adecuarlos a la realidad local. 

Estas pautas básicas para el rediseño de la dimensión física y de los flujos del movimiento dentro de la escuela se basan en el distanciamiento físico, el tiempo de exposición, la dinámica del aire y la higiene personal. 

Los criterios básicos para el rediseño de la dimensión física y de los flujos del movimiento dentro de la escuela, por las características de transmisión de la COVID-19, se basarán en el distanciamiento físico, el tiempo de exposición, la dinámica del aire y la higiene personal. 

El distanciamiento físico será de 1,50 metros entre alumnos sentados (1,80 relativo para docentes) y 2 metros en tránsito y espera, en tanto que el tiempo máximo en el aula será de 1,30 horas. 

Además se debe realizar un control de la ventilación (natural y artificial), separación por planos (maestro de pie, alumnos sentados) y puntos de cruce de personas (ingreso, egreso, baños, comedores, patios de juego). 

De acuerdo a las dimensiones del aula, un aula tipo (7,20 x 7,20 metros), se han tomado dos criterios de aplicación: distanciamiento y burbujas. En el primer caso se mantiene la distancia recomendada entre alumnos en diversas disposiciones. 

Las burbujas constan de pequeños grupos de 2 a 5 participantes que poseen características comunes en relación con la pandemia (alumnos de familias sin integrantes en las franjas de riesgo, alumnos vecinos por manzanas o edificio o de familias de trabajadores esenciales), con la docente circulando libremente.

Lineamientos generales para la reapertura de las actividades presenciales

1.1. Establecer criterios de implementación de la presente regulación en cada jurisdicción según la situación o fase epidemiológica que transita.
1.2. Generar en cada jurisdicción un plan en conjunto con la comunidad educativa para evaluar posibilidades de implementación por niveles y modalidades.
1.3. Considerar estrategias de participación en las decisiones de los/as estudiantes y las familias como
promotores de salud.
1.4. Garantizar el acceso y la participación de las personas con condiciones crónicas o discapacidad, a materiales, plataformas, información, servicios e instalaciones para el aprendizaje; evaluando en cada caso
la importancia del retorno a la escuela, la necesidad de apoyos y acompañamiento y las condiciones de
seguridad que requieran. Es importante priorizar este grupo poblacional teniendo en cuenta las mayores
dificultades que pueden darse en el acceso y manejo de las prácticas virtuales.
1.5. Resguardar en las políticas y prácticas concernientes a la apertura de las escuelas el acceso a los
grupos más impactados por la pandemia, como niños, niñas, adolescentes y jóvenes previamente desescolarizados, desplazados o migrantes, y aquellos pertenecientes a grupos con vulneración de derechos;
trabajando especialmente en la disminución de inequidades.
1.6. Posibilitar y profundizar la relación entre los efectores de salud, educación y desarrollo social, en vista
de llevar adelante un trabajo coordinado que permita un abordaje claro y efectivo del retorno a clases.
1.7. Incrementar las redes de comunicación entre las escuelas, los centros de salud y los municipios en



reducir tamaño de letra aumentar tamaño de letra Tamaño de letra  Imprimir Enviar noticia